Líderes judíos, cristianos, musulmanes y drusos rezan juntos en Jerusalén por el fin de la pandemia - Alfa y Omega

Líderes judíos, cristianos, musulmanes y drusos rezan juntos en Jerusalén por el fin de la pandemia

En una ceremonia privada debido a las restricciones sanitarias, imploraron: «Hasta ahora, tu piedad nos ha ayudado y tu solidaridad no nos ha abandonado, entonces te pedimos y suplicamos que nos cures, Señor»

Efe
Foto: CNS

Unos portando túnicas, otros traje y otros largas vestiduras negras, con distintos tipos, tamaños y colores de sombreros, varios con boca y nariz tapadas con mascarilla, unos quietos y otros inclinándose hacia adelante y hacia atrás, leyendo juntos, en distintos idiomas y separados por dos metros, la misma plegaria. Así rezaron juntos por el fin de la pandemia líderes religiosos judíos, cristianos, musulmanes y drusos este miércoles en Jerusalén, al tiempo que reclamaron unidad.

En el hotel King David de Jerusalén, con los muros de la Ciudad Vieja a sus espaldas, los líderes presentes fueron los grandes rabinos israelíes Itzhak Yosef y David Lau; el patriarca greco-ortodoxo Teófilos III; el administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén, Pierbattista Pizzaballa; los imanes jeque Gamal el Ubra y jeque Agel Al-Atrash; y el líder espiritual druso, el jeque Mowafaq Tarif.

La ceremonia, que debido a las restricciones por el coronavirus tuvo lugar a puerta cerrada, fue transmitida en vivo a todo el mundo por internet.

«Hasta ahora, tu piedad nos ha ayudado y tu solidaridad no nos ha abandonado, entonces te pedimos y suplicamos que nos cures, Señor, y seremos curados, sálvanos y seremos salvados, porque tu eres nuestra gloria», imploró uno de los fragmentos de la plegaria, que rogó también por prosperidad y la erradicación total de la pandemia del planeta.

En un comunicado conjunto, afirmaron que «esta terrible nueva realidad ha afectado a toda la humanidad, sin importar religión, género o raza». Y añadieron: «En base a la verdadera fe en la solidaridad, llamamos a todos los ciudadanos del mundo a unir fuerzas y rezar juntos por la salud y la unidad».