Las patronales del Tercer Sector reclaman más apoyo a las administraciones para seguir atendiendo a los más vulnerables

Piden, entre otras cosas, equipos de protección individual y test, así como una dotación económica adicional para hacer frente a los refuerzos de personal, limpieza y provisiones

Fran Otero
Foto: De San Bernardo

Piden, entre otras cosas, equipos de protección individual y test, así como una dotación económica adicional para hacer frente a los refuerzos de personal, limpieza y provisiones

Las patronales de servicios sociales sin ánimo de lucro se han unido para poner voz a las necesidades de las entidades que integran (30.000) y las personas que atienden (siete millones cada año) y reclamar un mayor apoyo de la administración –tanto económico como en equipos de protección– para hacer frente a la pandemia.

Se trata de organizaciones del ámbito de la discapacidad (AEDIS), de la empresa de iniciativa social (AEEISSS), de la educación (Escuelas Católica), de las residencias (Federación Lares), de la infancia y la juventud (FEPJJ) y de la intervención social (OEIS). Entidades donde trabajan 645.000 profesionales –el 5 % del empleo en España–, en las que colaboran más de 1,3 millones de voluntarios, y que han participado en la negociación de diversos convenios colectivos.

Por todo ello, creen que son necesarias una serie de medidas urgentes para que puedan seguir manteniendo su labor en estos momentos y atender a los que más lo necesitan: «Para ello, sumamos los esfuerzos de la iniciativa social al esfuerzo de la administración local, autonómica y estatal, mediante mecanismos de colaboración que nos permitan proveer la adecuada atención a estos colectivos allí donde el mercado y el Estado tienen más dificultades para hacerlos».

A corto plazo, reclaman más equipos de protección individual y la realización de pruebas de contagio para poder realizar la atención con máxima seguridad; que se garantice su sostenibilidad con una dotación económica adicional para hacer frente a los refuerzos de personal, limpieza, provisiones o menores ingresos; que se ofrezca mayor apoyo del sistema sanitario en los centros residenciales; o se dedique una especial atención a los centros especiales de empelo y empresas de inserción, donde están en riesgo el trabajo de miles de personas vulnerables.

«Consideramos que las actuaciones desarrolladas por los proveedores de servicios sociales del Tercer Sector de Acción Social se mantengan, tanto en los servicios esenciales como en el resto. De otra forma se producirá un retroceso inaceptable en la atención a las personas más vulnerables de nuestra sociedad», explican en un comunicado.

De cara al futuro, las patronales de este sector piden también un fondo de contingencia, participado por el Estado y las comunidades autónomas, para garantizar la continuidad de estas actividades sociales y la creación de un mecanismo de interlocución permanente con los proveedores de estos servicios.

F. O.