Las mujeres que se ganaron la confianza de los Papas - Alfa y Omega

Las mujeres que se ganaron la confianza de los Papas

Cinco mujeres vencieron resistencias para alcanzar puestos de responsabilidad en el Vaticano. De ellas habla una periodista de Le Figaro en Femmes des papes

Victoria Isabel Cardiel C.
San Juan Pablo II , junto a Wanda Poltawska y su esposo. Foto: Arturo Mari

Son cinco mujeres extraordinarias que lograron granjearse la confianza de los últimos Pontífices y sortear sin hacer mucho ruido la férrea resistencia que una parte de la Curia romana emanaba hacia todo lo femenino. La periodista de Le Figaro Bénédicte Lutaud, especialista en información religiosa, es la autora de esta fascinante investigación para sacarlas del discreto lugar que ocuparon en la retaguardia de las estructuras del Vaticano y darles su justa importancia. El resultado es el libro Femmes des papes (Les Éditions du Cerf), que demuestra el «papel indispensable» que las mujeres han tenido en la historia reciente del corazón de la Iglesia universal. 

Hermine Speier era «la protegida de Pío XII». Fue la primera mujer que trabajó en los Museos Vaticanos y una de las primeras profesionales en ser contratadas por el Vaticano en 1934. «Además de mujer, era extranjera y judía», incide Lutaud. La arqueóloga alemana fue despedida del Instituto Arqueológico Alemán de Roma con la irrupción de las leyes raciales que Mussolini, que prohibían contratar a los hebreos. «Su biógrafa Gudrun Sailer descubrió documentos que muestran cómo Pacelli medió para protegerla de la persecución». 

Hermine Speier, «la protegida de Pío XII». Arqueóloga alemana, fue la primera mujer en trabajar en los Museos Vaticanos.

La madre Pascalina Lehnert, en el libro con el sobrenombre de la madre papisa, era una de las monjas más famosas de la Iglesia en la primera mitad del siglo XX. «Fue la primera mujer que participó en el interior de un cónclave», reseña la autora. Durante más de 40 años fue la fiel colaboradora y confidente de Pío XII: «Era una mujer de gran temperamento. Acompañó desde niño al Papa Pacelli, que se quedó huérfano muy joven. Pero pronto asumió la tarea de organizarle la agenda. Era imposible llegar hasta el Papa sin su aprobación, ya fuera el solicitante un rey o un cardenal». Tal era la confianza que tenía en ella, que la proporcionó una de las misiones más importantes durante la Segunda Guerra Mundial: gestionar y distribuir las reservas de las obras de caridad del Vaticano para los refugiados. 

Sor Pascalina Lehnert, «la secretaria de Pío XII».

Con su temple de acero jalonaba los espacios de la agenda papal.

La tercera es Wanda Poltawska, «el alma gemela de Juan Pablo II». El dato que más define su amistad de 55 años es que ella estaba presente en la habitación cuando el Papa falleció. «Ambos amaban la naturaleza, caminar por las montañas polacas, y compartían el fervor por la defensa de la vida», resume Lutaud. Enseñó en el Instituto Juan Pablo II, en la Pontificia Universidad Lateranense, en los años 80. Fue miembro del Pontificio Consejo para la Familia (desde 1983), de los Operadores Sanitarios y de la Pontificia Academia para la Vida. El libro habla también de la madre Tekla, la diplomática en la sombra de Juan Pablo II. Su brillante inteligencia le permitió procurarse el beneplácito de Fidel Castro, con el que trazó después una profunda amistad, y abrió conventos en Cuba. Durante 37 años fue la influyente abadesa general de las hermanas brigidinas, y con su carisma construyó «una red potente de políticos y cardenales». 

Lucetta Scaraffia, intelectual católica feminista, exdirectora de la revista Donne, Chiesa, Mondo (Mujer, Iglesia y Mundo).

Por último, Lutaud reseña la vida de Lucetta Scaraffia, la voz feminista que al final incomodó al Vaticano. La intelectual italiana era atea, pero tuvo una revelación al ver pasar una procesión de la Virgen en el Trastévere. Creó la primera revista mensual de la Santa Sede dedicada a las mujeres, Donne, Chiesa, Mondo, que «encandiló a Benedicto XVI». Incluso llegó a exponer en sus artículos los abusos que habían sufrido algunas monjas por parte de sacerdotes o el trato humillante que recibían haciendo las labores del hogar de algunos prelados.

Femmes des papes
Autor:

Bénedicté Lutaud

Editorial:

Les Éditions du Cerf

Año de publicación:

2021

Páginas:

398

Precio:

22,0 €