La mensajera de la Señora

Llegan a Madrid las reliquias de santa Bernardita, una oportunidad para «todos los que estamos necesitados de salud: física, espiritual o ambas a la vez»

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Foto: Diócesis de Vitoria

Llegan a Madrid las reliquias de santa Bernardita, una oportunidad para «todos los que estamos necesitados de salud: física, espiritual o ambas a la vez»

«Bernardita es la gran mensajera de la Virgen, pero ella siempre quiso quedar en segundo plano. Nunca quiso presumir de esa gracia especial que tuvo. Después de la última aparición, la de la despedida, ella decía: “Solo quiero ser igual que todo el mundo”. Y cuando entró en el convento dijo: “Vengo aquí para ocultarme”. De esta manera encarnó el mensaje que la Virgen quiso transmitir a través de ella en Lourdes: un mensaje de pobreza, de oración, de conversión y de amor a la Iglesia, además de un deseo de humildad y de pasar desapercibidos», explica el padre Teótimo González, que durante la visita de las reliquias de santa Bernardita a Madrid será el encargado de rezar un rosario meditado en la catedral de la Almudena, tras el que explicará algunos detalles de la vida de la vidente.

Después de recorrer 40 diócesis españolas desde el pasado mes de septiembre, el relicario con los restos de Bernardita llega a Madrid antes de despedirse de nuestro país el próximo 11 de diciembre. Se trata de la cuarta gira internacional que hace, después de visitar Francia, Alemania e Italia en los últimos años. Para muchos enfermos que no pueden realizar largos viajes, es una ocasión especial para vivir el espíritu que se vive en Lourdes sin desplazarse de su ciudad.

Según el padre Teótimo, Bernardita es un modelo de santidad por el camino de la humildad: «Cuando comenzaron las apariciones tenía 13 años y solo sabía rezar el rosario a su manera. Pero Dios le dio fuerzas para soportar todas las incomprensiones y persecuciones que sufrió, hasta cumplir su misión de transmitir lo que la Virgen le dijo, y pedir a los sacerdotes que se construyera una capilla a la que ir en procesión».

La procesión sigue hoy en Lourdes después de más de un siglo y medio y, de alguna manera, se ha extendido fuera del santuario francés gracias a la peregrinación de las reliquias de la vidente.  Así, la Hospitalidad Diocesana de Nuestra Señora de Lourdes ha organizado varios actos para estos días en Madrid. El domingo a mediodía, las reliquias estarán en la capilla del hospital San Rafael (Serrano, 199) para ser veneradas por los enfermos y todos los que quieran pasarse por el centro hospitalario. A las 16:00 horas llegarán a la catedral de la Almudena, donde el cardenal Osoro presidirá la Eucaristía a las 19:00 horas, tras la que tendrá lugar una procesión de antorchas con el rezo del rosario por la plaza de la Armería.

El lunes, el padre Teótimo dirigirá el rosario a las 17:00 horas y a las 20:00 horas habrá una oración con jóvenes. El martes, las reliquias serán llevadas a Getafe, y los días 4 y 5 de diciembre estarán en Alcalá de Henares.

Como explica el cardenal Osoro en una carta escrita para esta ocasión, santa Bernardita fue «una mujer y santa excepcional que se encontró en Lourdes con la Madre de todos los hombres y que experimentó el gozo de entender aquellas palabras de Jesús: “Bienaventurados los pobres, porque de ellos es el Reino de los cielos”». Por eso, ha invitado a enfermos y sanos a acudir a venerar sus reliquias, «pues de alguna manera todos estamos necesitados de salud, ya sea física, ya sea espiritual o ambas a la vez».

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo