La Iglesia de Managua: «Nadie tiene autoridad» para encarcelar «arbitrariamente a persona alguna» - Alfa y Omega

La Iglesia de Managua: «Nadie tiene autoridad» para encarcelar «arbitrariamente a persona alguna»

Varios precandidatos presidenciales han sido detenidos y enviados a la cárcel, lo que ha suscitado una condena unánime de la comunidad internacional

José Calderero de Aldecoa
Foto: Efe / Jorge Torres

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha enviado a la cárcel en los últimos días a cuatro precandidatos presidenciales. Son Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro –estos dos últimos encarcelados ayer mismo–, que tenían previsto presentarse a las importantes elecciones del próximo 7 de noviembre. 

Junto a ellos, han sido detenidos el expresidente de la patronal COSEP y miembro de la Alianza Cívica, José Adán Aguerri; y Violeta Granaera, socióloga y miembro de la Coalición Nacional. De esta forma, el mandatario ha arreciado la persecución contra quienes podrían desbancarle de la presidencia del Gobierno, y que también se ha dirigido contra periodistas y medios de comunicación independientes, que están siendo llamados a declarar ante la Fiscalía. 

Esta actitud dictatorial ha sido condenada por organismos internacionales, como la Organización de los Estados Americanos (OEA), y un gran número de países, desde Estados Unidos hasta Alemania, pasando por España.

Voz de la Iglesia

A estas voces se han unido las de algunos miembros de la Iglesia en Nicaragua, como el arzobispo de Managua, que ha publicado un escueto mensaje al respecto. El cardenal Brenes ha reconocido la «inquietud de tantos hermanos, que con tristeza ven cómo muchos de nuestros ciudadanos están siendo llamados e interrogados».

Ante estas prácticas, el también presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua ha pedido rezar por los jueces, que tienen «la delicada misión de impartir justicia», para «que todos ellos se dejen conducir por el Espíritu que siempre nos lleva hacia la verdad» y para «que todos sus juicios y decisiones estén apegados a dicha verdad».

Mientras tanto, su obispo auxiliar, monseñor Silvio Báez –que se encuentra fuera del país después de haber sido amenazado– se mostró más explícito en Twitter, red social en la que publicó el siguiente mensaje: «La situación de #Nicaragua es muy preocupante. La dictadura arrecia la represión cada día y está dispuesta a todo para impedir elecciones libres. No perdamos la esperanza. Creamos en la fuerza de la verdad y de la solidaridad y mantengámonos unidos. ¡Dios bendiga a Nicaragua!».

Comisión Justicia y Paz 

La última reacción ha llegado por parte de la Comisión de Justicia y Paz de la archidiócesis de Managua, que acusa en un mensaje al régimen de Ortega de actuar con «agresividad» ante «el ejercicio ciudadano de las libertades públicas».  

En este sentido, la Comisión asegura que «no deja de ser preocupante la abierta violación que se está dando» de derechos con el «de acceder a la cedulación ciudadana y el de elegir y ser elegidos en cargos públicos de manera libre y justa». Y «violar los derechos de un nicaragüense es violar los derechos de todos». 

Por último, subraya que «nadie tiene autoridad para privar arbitrariamente a persona alguna de sus derechos, incluyendo los de expresarse, movilizarse y actuar libremente».