La Doctora Juguetes

No voy a ser yo el que recomiende usar la tele como niñera, pero, para esos inevitables momentos de apuro, la Doctora Juguetes nos cura de un mal rato. Hay que tener niños pequeños…

Isidro Catela

No voy a ser yo el que recomiende usar la tele como niñera, pero, para esos inevitables momentos de apuro, la Doctora Juguetes nos cura de un mal rato. Hay que tener niños pequeños, de hasta 5 años para estar en esta onda, pero seguro que los padres no solo conocen a esta doctora tan peculiar por sus andanzas en la pantalla, sino por el merchandising que poco a poco va copando los escaparates.

La Doctora Juguetes se encarga de quitar el miedo y el síndrome de la bata blanca, de curar a los peluches que están pachuchos y de poner un poco de orden en la consulta, a la vez que nos cuela consejos muy sencillos y efectivos sobre vida sana y saludable. La pueden ver casi a la carta en cualquier pantalla con programación infantil y es apuesta a caballo ganador, porque ¿a qué niño pequeño no le gusta andar con el maletín jugando a los médicos? La mía de 3 años se pasa el día diciéndonos que, como repite su admirada doctora, nos toca un chequeo.

Isidro Catela