Historias de verdad, cine para evangelizar - Alfa y Omega

Historias de verdad, cine para evangelizar

Desde hace años, las Semanas de Cine Espiritual están llevando a numerosas diócesis españolas el poder evangelizador del séptimo arte, y muestran que el mejor cine presenta la verdad del ser humano en su relación consigo mismo, con los demás y con Dios

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Cartel de la Semana de Cine Espiritual, en Cartagena. A la derecha, el cartel de Toledo

Los certámenes de cine espiritual están recorriendo, durante estos días, varias diócesis españolas. En la diócesis de Zamora, por ejemplo, la V Semana de Cine Espiritual, organizada por la Delegación Diocesana de Enseñanza, ha llevado a las pantallas las películas El juego perfecto, Maktub y Prefiero el Paraíso. El organizador de la muestra de cine, el Delegado diocesano de Enseñanza, don Juan Carlos López, revela que el objetivo de estas Semanas de cine espiritual, consolidadas también en otras muchas diócesis de España, es «recuperar ese tipo de cine que atesora valores profundos y que obliga al espectador a reencontrarse consigo mismo, con los demás y con Dios. Quizá el cine espiritual ni se ha mantenido muchas semanas en cartelera ni ha sido el más comercial, pero su calidad artística y la radicalidad de sus propuestas se perciben desde el minuto uno hasta que el espectador abandona la sala. Historias bien construidas, emociones intensas y dignos modelos de vida hacen del cine espiritual una oferta atractiva para quienes sean capaces de parar y dejarse interpelar por cada uno de los títulos ofrecidos en este nuevo ciclo».

Relatos con sentido

«El hombre necesita escuchar relatos de sentido, ver que, en ocasiones, la historia o las imágenes de una película son capaces de cambiar a las personas», aseguró el Director de Cine del Arzobispado de Barcelona, don Peio Sánchez, en la inauguración de la II Semana de Cine Espiritual de la diócesis de Cartagena, que tuvo lugar la semana pasada, bajo el lema Creer en el cine. Organizada por la Delegación de Enseñanza de esta diócesis, la novedad de esta edición es que las películas se han proyectado, además de en las ciudades de Cartagena y Murcia, en Yecla, Caravaca de la Cruz y Lorca; además, han contado con un público muy especial: los alumnos de Religión de numerosas aulas murcianas, lo que ha permitido usar el cine como poderoso medio de evangelización; todo porque, como explica el Delegado episcopal de Enseñanza, don Juan Carlos García Domene, «el cine es una fábrica de sueños, y no conozco un sueño mejor para esta sociedad, derrotada pero no vencida, que la ilusión de Jesús de Nazaret».

La puerta de la fe

Durante estos días, también el Secretariado de Pastoral Juvenil de Toledo está organizando la VI Semana de Cine Espiritual en la archidiócesis toledana, porque, «en sintonía con la convocatoria por Benedicto XVI del Año de la fe, también el cine puede ser una puerta interesante para este tiempo de especial reflexión y redescubrimiento de la fe». Con películas como El juego perfecto, La invención de Hugo, SoulSurfer o Maktub, la Semana reconoce el valor del cine como medio expresivo y comunicativo, en el que la perspectiva espiritual es especialmente significativa.

La dimensión evangelizadora del séptimo arte se refleja también en eventos como el I Certamen de Cortos Málaga Cine Humano, que tendrá lugar del 10 al 16 de mayo. Organizado por la Delegación de Medios de Comunicación Social, de la diócesis de Málaga, este concurso pretende potenciar la creación audiovisual basada en valores que promocionen el ser humano, y sensibilicen a la sociedad.

Asimismo, el Centro Cultural Nuevo Inicio, del Arzobispo de Granada, ha comenzado la organización de un cinefórum, con la proyección de La joven del agua. Y ya está en marcha la preparación de la tercera edición del Festival Internacional de Cine Educativo y Espiritual, que se celebrará en Ciudad Rodrigo en julio de este año. Todas ellas son buena muestra del poder evangelizador del cine.