Ha muerto Jesús Serrat, catequista itinerante del Camino

Álvaro de Juana

La zona noroeste de España, que comprende desde Galicia a Extremadura, ha perdido a un apóstol del Evangelio. Jesús Serrat, catequista itinerante del Camino Neocatecumenal durante 40 años, falleció el pasado 13 de julio en Barcelona después de largos años de enfermedades y dolencias.

Murió acompañado del equipo de catequistas con el que evangelizaba y sostenido por la oración de miles de hermanos del Camino Neocatecumenal en todo el mundo. Su funeral tuvo lugar al día siguiente en la iglesia de Santa María del Mar, en Barcelona, a la que acudieron unas 800 personas.

El entierro se efectuó el 17 de julio en el cementerio de San Carlos Borromeo de Salamanca y después se celebró una eucaristía en la parroquia de San Esteban, en la que participaron casi 3.000 personas que llegaron desde toda España y del extranjero. La eucaristía fue presidida por el Arzobispo de Valladolid, Mons. Ricardo Blázquez -cuyo catequista fue el mismo Jesús Serrat-, concelebrada por el obispo de León, Mons. Julián López y por 50 sacerdotes.

Álvaro de Juana