Getafe prolonga el Año de la Caridad para afrontar la crisis

En una carta pastoral con motivo del nuevo curso, el obispo de Getafe, Ginés García Beltrán, reclama una nueva «imaginación de la caridad» de cara a la situación económica y social, y pide el desarrollo de iniciativas solidarias y caritativas en la diócesis

Redacción
El obispo de Getafe, en la convivencia de inicio de curso de la curia diocesana

Ante la crisis económica y social generada por la pandemia de la COVID-19, el obispo de Getafe, Ginés García Beltrán, ha subrayado que «la caridad es salir de uno mismo para acercarse al otro; para compartir con él lo que vive, su existencia; para limpiar sus heridas con el aceite del consuelo y el vino de la esperanza».

Por ello, de cara al nuevo curso, ha decidido prolongar el Año de la Caridad, que comenzó el curso pasado siguiendo el nuevo Plan de Evangelización de la Diócesis de Getafe, y ha pedido que la Iglesia diocesana se convierta «en un hospital de campaña en medio del mundo».

Don Ginés recuerda en su nueva carta pastoral que la caridad debe llevarse a cabo «desde la fraternidad y nunca desde la superioridad», y considera que, durante este curso, en las actividades pastorales «tiene que hacerse más fuerte nuestra confianza en el Señor».

Asimismo, monseñor García Beltrán pide a sus fieles confiar en el amor de Dios y darlo a los demás «desde el corazón, en silencio, sin que sepa la mano izquierda lo que hace la derecha. Ese amor después se hace encuentro y crea vida, porque el amor siempre es fecundo».