Francisco receta fraternidad ante la persecución religiosa - Alfa y Omega

Francisco receta fraternidad ante la persecución religiosa

«¿Cómo permitimos que haya personas perseguidas por profesar su fe? Es una locura», advierte el Pontífice en El Vídeo del Papa

Redacción

Frente a la discriminación y la persecución religiosa, la fraternidad. Es la propuesta que Francisco lanza en la primera edición de El Vídeo del Papa de 2022, que está dedicado a la persecución y en la que utiliza hasta cinco veces el término «hermano».

El filme, sin embargo, comienza con un par de advertencias del Pontífice formuladas en forma de pregunta: «¿Cómo puede ser que actualmente muchas minorías religiosas sufran discriminaciones o persecuciones?» «¿Cómo permitimos en esta sociedad tan civilizada que haya personas que sean perseguidas simplemente por profesar públicamente su fe?». Para el Santo Padre esta situación «no solo es inaceptable, es inhumano, es una locura», lamenta

Ante este panorama, recuerda que «la libertad religiosa no se limita a la libertad de culto, es decir a que puedan tener un culto el día prescrito por sus libros sagrados, sino que nos hace valorar al otro en su diferencia y reconocer en él a un verdadero hermano». Y añade: «Como seres humanos tenemos tantas cosas en común que podamos convivir acogiendo las diferencias con la alegría de ser hermanos».

En este sentido, el Papa pide que «una pequeña diferencia, o una sustancial diferencia como es la religiosa, no opaque la gran unidad de ser hermanos» y anima a elegir «el camino de la fraternidad».

El vídeo, de apenas dos minutos de duración, concluye con la invitación de Francisco a rezar «para que las personas que sufren discriminación y que sufren persecución religiosa encuentren en las sociedades en las que viven el reconocimiento y la dignidad que proviene de ser hermanos y hermanas».

Vulneraciones en un tercio de los países

De acuerdo con el Informe de Libertad Religiosa en el Mundo publicado por Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) en abril de 2021, la libertad religiosa se vulnera en un tercio de los países del mundo, en los cuales viven cerca de 5.200 millones de personas. El mismo estudio expone que más de 646 millones de cristianos viven en países donde la libertad religiosa no es respetada.

Asimismo, desde 2020 se viene denunciando cómo muchas minorías étnicas y religiosas, especialmente las que son de origen musulmán, no gozan de plenos derechos de ciudadanía en los países en los que viven.

Thomas Heine-Geldern, presidente ejecutivo de ACN Internacional, señala que «el el derecho a ser libre de practicar o no cualquier religión es un derecho humano fundamental que está directamente relacionado con la dignidad de cada persona». «El mundo debe ser consciente de que las perspectivas de coexistencia pacífica serán desalentadoras si no se respeta la libertad de religión o de creencias como un derecho humano fundamental basado en la dignidad humana de cada persona», añade.