Fran: «El fútbol es reflejo de la vida» - Alfa y Omega

Fran: «El fútbol es reflejo de la vida»

Gracias es el partido benéfico que se jugó, la tarde-noche del domingo, en el estadio madrileño Vicente Calderón, como colofón de la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011. El encuentro estuvo plagado de ilusión, y en él pudieron disfrutar cerca de 30.000 jóvenes de todas las partes del mundo, a pesar de la lluvia

Mª del Pilar Blázquez
Fran. Foto: Laura González Alonso

El saque de honor del partido Gracias, que puso el broche de oro a la JMJ, corrió a cargo del cardenal arzobispo de Madrid, don Antonio María Rouco Varela, y del Consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, don Salvador Victoria. También los peregrinos fueron protagonistas en varios momentos, como en el descanso de la primera parte en un concurso de penaltis; una buena muestra de que la fe incluye todas las facetas de la vida, incluso el fútbol.

El partido terminó con un 1-2 para el combinado internacional (goles de Gabi Moya para España, y Toro Aquino y Christiansen para el equipo del resto del mundo). La selección española vistió de rojo, entre ellos Emilio Butragueño, Ricardo Gallego o el Lobo Carrasco, y el equipo internacional de blanco: Milinko Pantic (Montenegro), Gica Craioveanu (Rumanía) y Paolo Futre (Portugal)… Los aplausos y las ovaciones no faltaron en una noche en la que el protagonista de la mayoría de los cánticos fue el Papa Benedicto XVI.

Alfa y Omega ha hablado con uno de sus participantes, Francisco Javier González Pérez, Fran, también llamado O Neno, quien resalta que «el fútbol ha sido todo para mí». Cuenta que nació en la localidad coruñesa de Carreira -una aldea-, el 14 de julio de 1969. Allí, vivía en frente de un campo de fútbol y, debido a su gran afición por el deporte desde pequeño, jugaba y jugaba dándole al balón. «Estaba inmerso en el deporte y lo compaginaba con los estudios»; y añade: «He disfrutado toda mi vida con lo que más me gusta».

El cardenal Rouco hace el saque de honor

Después de desarrollar toda su carrera en el Real Club Deportivo de la Coruña, desde su primer debut en 1988, ahora se dedica al fútbol-indoor. Ya han jugado cuatro Ligas y han ganado dos. Asegura que «es una manera de seguir divirtiéndose y juntándose con compañeros y amigos». Antes de abandonar el fútbol profesional, en el año 2005, ganó una Liga española (1999-2000), dos Copas del Rey (1994-95 y 2001-02) y tres Supercopas de España (1995, 2000 y 2002).

Fran compara su deporte favorito con la vida misma: «El fútbol se parece en gran medida a la propia vida. Me estoy refiriendo a valores como el esfuerzo, el sacrificio, el trabajo y la lucha. El fútbol es reflejo de la vida misma. Sin esfuerzo, no se puede conseguir nada en nuestros días». O Neno también habla de la familia, a la que le da mucha importancia. Piensa que debe estar unida, que es el pilar básico en la educación y que, por ello, hay que cuidarla. Apunta que «lo mejor para un niño es vivir en familia. Esto le quedará para toda la vida».

Este ex-futbolista, casado y con tres niños, observa con ojos sorprendidos la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011, por la gran afluencia de gente procedente de numerosos y diversos lugares del mundo. Le parece que está muy bien organizada. Afirma: «Yo les doy un 10, tanto a los organizadores como a los voluntarios. ¡Es algo sorprendente! Es increíble ver a gente de todo el mundo y con tanta alegría, en concordia y amistad».

Piensa en el esfuerzo que muchos han tenido que hacer: económico, vacacional… ¡Cuántos han reservado sus vacaciones para acudir a la JMJ! Aun así, Fran recalca que «merece la pena». Él lo sabe bien: el esfuerzo merece la pena, y no sólo en el fútbol, sino también en el Camino de Santiago. Relata que lo ha hecho este año: durante tres días lo hizo en bicicleta, unos días que recuerda como muy duros, pero que merecieron la pena. Dice que «ha sido una de las experiencias más bonitas de mi vida. La JMJ es algo similar para todos los peregrinos, organizadores y voluntarios».

Fran, en un momento del partido

Hoy en día, algunos jóvenes viven sin fe, sin esperanza y con un alto individualismo. Ante esta realidad, Fran hace una llamada a la juventud «a vivir con esperanza en sus vidas, a vivir una vida sana, a vivir en amistad, a salir de sí mismos, a no ser individualistas. En definitiva, a compartir la vida con los demás, con generosidad siendo sociables y siendo más personas».

Aunque ya está retirado del mundo profesional futbolístico, le suelen llamar para jugar todo tipo de partidos, y siempre que puede participa encantado. Recalca que «me gusta mucho, porque me junto con mis compañeros y es un momento de seguir disfrutando, como ocurre con el partido Gracias»; un partido cuyos beneficios irán destinados a la financiación de la JMJ y a un proyecto solidario conjunto con la Fundación Atlético de Madrid, orientado a paliar la gravísima situación de hambruna que se está viviendo en el Cuerno de África.