Fallece Stan Swamy, el jesuita detenido en la India por defender a los indígenas - Alfa y Omega

Fallece Stan Swamy, el jesuita detenido en la India por defender a los indígenas

El sacerdote de 84 años se encontraba hospitalizado tras haber contraído la COVID-19 en la cárcel

Redacción
El padre Stan Swamy, fallecido este lunes en Bombay. Foto: Khetfield59

El sacerdote jesuita de 84 años Stan Swamy, encarcelado por defender a los indígenas del país, ha fallecido este este lunes en un hospital de la India. Su abogado, Mihir Desai, ha confirmado la muerte durante una audiencia en el Tribunal Superior de Bombay, ante el que había solicitado la libertad bajo fianza debido al rápido deterioro de su salud, informa EFE, que cita la televisión NDTV. Swamy había contraído la COVID-19 en la cárcel y había sido trasladado de la prisión de Taloja a un hospital de Bombay, la capital financiera del país, el pasado 28 de mayo.

Stanislaus D’Souza, provincial de los jesuitas en la India, ha afirmado que «con profundo dolor, angustia y esperanza hemos entregado» a Swamy, que ha entrado en «su morada eterna». Ahora está «con el autor de la vida, que le dio la misión de trabajar entre los adivasis, los dalits y otras comunidades marginadas para que los pobres tuvieran vida en abundancia, con dignidad y honor». La Compañía de Jesús, continúa su comunicado, «renueva su compromiso de seguir llevando adelante el legado del padre Stan en su misión de justicia y reconciliación».

Acusado de maoísta

El sacerdote fue detenido el pasado octubre por la Agencia Nacional de Investigación (NIA), un cuerpo especial para combatir el terrorismo en la India, bajo la Ley de Actividades Ilícitas (UAPA). Se le acusaba de supuestos vínculos con grupos maoístas.

El motivo de fondo fue su defensa de los derechos de los grupos adivasi (indígenas o tribales), los más marginados en la India. Un trabajo que se materializa en la concienciación de las tribus sobre su derecho a decidir sobre los proyectos que se desarrollan en su territorio y en la ayuda a ejercer todos sus derechos. Tanto es así que el sacerdote se sumó al movimiento pathalgadi –reprimido por el Gobierno–, que consiste en levantar monolitos advirtiendo de que se entra en el territorio de una tribu sujeto a restricciones legales.

Disturbios en los que no estuvo

Además, el jesuita denunció que la mayoría de los presos en el estado de Jharkhand eran indígenas, dalits (intocables) y miembros de castas desfavorecidas, encarcelados supuestamente por apoyar a movimientos maoístas. Incluso se presentó ante el Tribunal Supremo del país para pedir la desestimación de las acusaciones.

Todas estas acciones provocaron que arreciaran denuncias contra el religioso por delitos de sedición relacionados con el movimiento pathagaldi y con algunos de sus escritos en Facebook, aunque finalmente fue detenido por un acto de reivindicación de los dalit en Bhima Koreagon (Maharashtra) en 2017, que terminó con un muerto, 30 heridos y 300 detenidos. El Gobierno culpó a los activistas en favor de los derechos humanos, entre ellos, el padre Swamy, que siempre negó las acusaciones dado que ni siquiera se encontraba en el lugar. Se trataba, afirmó, de un caso político motivado por su activismo.

«Engrosa la lista de mártires jesuitas»

No han tardado en llegar otras reacciones a esta trágica noticia. Valeria Méndez de Vigo, que coordina la incidencia pública, las redes internacionales y la comunicación en el Secretariado de Justicia Social y Ecología de la Compañía de Jesús en Roma, ha manifestado que «desafortunadamente, el padre Stan Swamy ha pasado a engrosar la lista de los mártires jesuitas». «Defensor de los derechos de los indígenas, falsamente acusado y encarcelado. Falleció hoy, pero su legado permanecerá y dará frutos», ha añadido.

Desde Human Rights Watch, la directora para el sur de Asia, Meenakshi Ganguly, ha denunciado que las autoridades indias «lo encarcelaron a pesar de su frágil salud y con vagas acusaciones bajo leyes antiterroristas». «Se contagió de coronavirus en la cárcel. El Gobierno debería libertad inmediatamente a todos los detenidos en el caso de Bhima Koreagaon», ha concluido.