Entender la sinodalidad

Manuel María Bru Alonso

Coincidiendo con la celebración por primera vez en la diócesis de Madrid del Domingo por la Comunión, presentamos este libro para entender la sinodalidad. El pasado fin de semana el salesiano Rossano Sala, uno de los dos secretarios de la penúltima asamblea del Sínodo de los obispos, participó en una jornada en la capital sobre los jóvenes y la vocación. Cuando terminó aquella asamblea, le preguntó al Papa cuál sería, tras la anunciada asamblea sobre la Amazonia, el tema de la siguiente. Y el Papa le dijo que estaba pensando en un Sínodo sobre la sinodalidad, porque, aunque algunos tienen miedo al confundirla con la democracia de este mundo, es necesario tomarse en serio el deseo prioritario del Concilio Vaticano II de renovar la Iglesia para que esta sea cada vez más una Iglesia sinodal. 

Pero para cuando llegue la celebración de este Sínodo sobre la sinodalidad, que ya anunció el Papa en su momento públicamente, todos en la Iglesia estamos llamados a una triple conversión: la de la mente, para entender bien la sinodalidad; la del corazón, para convertirnos a la «espiritualidad de comunión» que propuso san Juan Pablo II en su carta apostólica Novo millennio ineunte, sin la cual las estructuras de comunión como las sinodales serían como esqueletos sin cuerpo, y la conversión de la acción, que supone la valentía de cambiar el estilo piramidal en las relaciones eclesiales por un estilo poliédrico propio de una Iglesia sinodal, y que supone la creatividad para introducir en la Iglesia los hábitos propios de una metodología sinodal. 

Explica el teólogo Piero Coda en este libro que todos «estamos llamados a convertirnos en hombres y mujeres, desde todas las vocaciones y lugares donde la sirvamos, transidos por la sinodalidad como modo, no solo de entender la relación de reciprocidad entre nosotros, sino de escuchar y actuar ante una llamada que el Espíritu Santo nos urge siempre, pero en este tiempo de modo especial, porque de ella depende nuestro ser y nuestro deber ser Iglesia». Y al menos para la primera de estas conversiones, la de la mente, parece indispensable la lectura del documento de la Comisión Teológica Internacional sobre la sinodaldiad (2018), aprobado por el Papa Francisco y publicado como apéndice al final del libro que presentamos. 

Para entender lo mejor posible este documento, nada mejor que leer las reflexiones hechas por algunos de estos grandes teólogos que trabajaron en su elaboración. Y esto es precisamente lo que nos ofrece este libro, que ya ha despertado un gran interés en su edición en italiano, y que ahora Ciudad Nueva nos ofrece en castellano. 

Desde el interesantísimo marco general que nos ofrece el teólogo Piero Coda hasta la última de las reflexiones, sobre la sinodalidad y el discernimiento comunitario, esta obra nos permite hacer un recorrido de profundización y fundamentación extraordinarios por los diversos aspectos de la sinodalidad, siguiendo el mismo hilo conductor del documento de la Comisión Teológica Internacional: su eclesiología bíblica (Aldo Martin); sus raíces en la tradición (Cristina Simoneli); su desarrollo práctico (Riccardo Battocchio); su dimensión canónica (Alessandro Giraudo y Severino Dianich); su dinamismo ecuménico (Simone Morandini), y la estrecha relación entre laicos y sinodalidad (Serena Noceti). 

Como dice el cardenal Carlos Osoro en el prólogo, «este libro nos ayuda a deshacer las reticencias que podamos aún tener por una desajustada concepción de nuestras seguridades humanas, de las que tal vez no estemos suficientemente desprendidos, y a rehacer, en cambio, una forma de entender la Iglesia y de entendernos en la Iglesia mucho más evangélica, mucho más atenta a la voz del Espíritu Santo».

La sinodalidad en la vida y misión de la Iglesia
Autor:

Piero Coda y Roberto Repole

Editorial:

Ciudad Nueva

Año de publicación:

2020

Páginas:

216

Precio:

15 €