Encuentro multicongregacional para renovar las misiones parroquiales

Paúles, redentoristas y claretianos se reunieron en Sevilla. «El gran reto» es «pensar un esquema nuevo de misión adaptado a las circunstancias»

Redacción
Foto: CM

La parroquia del Santísimo Redentor de Sevilla acogió el 23 y 24 de septiembre un encuentro de religiosos para la renovación de su trabajo en el ámbito de las misiones parroquiales en España. A la cita acudieron once misioneros procedentes de los paúles, redentoristas y claretianos.

«Desde hace tiempo veíamos que la misión necesitaba un empujón. A pesar de que nos hemos reunido en otras ocasiones, la última renovación integral tuvo lugar en los años 70/80 y ya estaba anticuada en algunas facetas», explica Antonio Ávila, misionero claretiano.

Durante el encuentro, las tres congregaciones religiosas han constatado «el cambio enorme que se ha producido en la sociedad», que «ha cambiado mucho su manera de concebir la persona y sus relaciones sociales», y han señalado «el gran reto» de «pensar un esquema nuevo de misión adaptado a las circunstancias. No podemos seguir organizando encuentros multitudinarios o reuniones casa por casa, recursos muy habituales hasta ahora», asegura Ávila.

En este sentido, paúles, redentoristas y claretianos han subrayado «la necesidad de renovar los materiales, los criterios y los procedimientos», que se trabaje de «forma sinodal» y la importancia «de romper inercias porque notamos que en algunos casos estamos muy acostumbrados a los materiales que tenemos».

A partir de este análisis, cada orden reflexionará ahora internamente y posteriormente un pequeño grupo compuesto por un miembro de cada equipo misionero se encargará de organizar un nuevo encuentro en el que seguir trabajando en la renovación de las misiones parroquiales.

«El deseo de las tres congregaciones es continuar esta reflexión y el trabajo en común en los siguientes meses, sumando la riqueza de los respectivos carismas misioneros. A fin de que, en este tiempo de pandemia, podamos salir renovados y ayudar a la renovación misionera de aquellas comunidades que lo soliciten», apunta el misionero paúl José Luis Cañavate.