El régimen cubano detiene a 757 personas, entre ellas 13 menores, tras las protestas - Alfa y Omega

El régimen cubano detiene a 757 personas, entre ellas 13 menores, tras las protestas

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos denuncia que la represión continúa en Cuba con más detenciones y condenas de privación de libertad

Fran Otero
Un hombre es detenido durante una manifestación contra el Gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel en La Habana. Foto: AFP / Yamil Lage

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) ha puesto este viernes cifras a la represión que está ejerciendo el régimen cubano tras las protestas de este mes de julio en el país. En total, según los datos que ha podido recabar, el régimen que lidera Miguel Díaz-Canel ha detenido a un total de 757 personas, 600 hombres y 157 mujeres, entre los que hay 13 menores.

Según ha explicado Alejandro González Raga, director ejecutivo del OCDH, durante una rueda de prensa en Madrid, las detenciones continúan en estos momentos. «El Gobierno sigue reprimiendo, sigue encarcelando, sigue deteniendo a personas que, además, no sabemos dónde están. Es desaparición forzosa, pues no se informa a los familiares», ha añadido.

Según ha explicado, se está identificado a las personas a través de las redes sociales y se las lleva a centros de detención habilitados ad hoc. Además, ha denunciado que los operativos son desproporcionados, con más de 20 militares y perros adiestrados, y que se las está condenando a un año de privación de libertad en juicios «sumarios y sin garantías». «Solo son personas que han participado en eventos democráticos», ha añadido.

Sin injerencias extranjeras

Por su parte, Yaxys Cires, director de estrategia del OCDH, ha afirmado que aunque ya han pasado algunos días de las marchas, «es necesario seguir hablando de cuáles son las claves que están detrás de las protestas». Y ha añadido: «Detrás no hay ninguna potencia extranjera. La causa es el fracaso político, económico y social de un régimen de más de 60 años. La gente no ha protestado contra las políticas de otro país, sino que ha reclamado derechos sociales, alimentos y un cambio político. Una de las palabras que más se ha repetido es libertad».

En este sentido, ha pedido a la Unión Europea –ha citado expresamente al ministro de Exteriores europeo, Josep Borrell– que «esté a la altura de las circunstancias», pues, en su opinión, hasta ahora «no lo ha estado» en sus manifestaciones.

«Debe condenar de manera clara la represión del régimen y no debe descartar la imposición de sanciones individuales para los violadores de los derechos humanos. La UE debe pedir de manera clara una transición hacia la democracia», ha subrayado.