El Papa urge a cesar la matanza de manifestantes en Nicaragua - Alfa y Omega

El Papa urge a cesar la matanza de manifestantes en Nicaragua

Francisco pide «que cese toda violencia y se evite un inútil derramamiento de sangre»

Juan Vicente Boo
El Papa, en la mañana del domingo, durante las ordenaciones sacerdotales en la basílica de San Pedro. Foto: Vaticannews

Francisco pide «que cese toda violencia y se evite un inútil derramamiento de sangre»

Alarmado por el numero de muertos en cuatro días de manifestaciones en Nicaragua –que va desde los 10 reconocidos por el gobierno hasta los 25 que denuncia el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos– el Papa Francisco ha pedido este domingo «que cese toda violencia y se evite un inútil derramamiento de sangre». El número de heridos supera ampliamente el medio centenar.

Durante el encuentro con los fieles reunidos en la plaza de San Pedro para el rezo del Regina Coeli, el Santo Padre se ha manifestado «muy preocupado por lo que esta sucediendo estos días en Nicaragua», y a urgido a todos a «que las cuestiones abiertas se resuelvan pacíficamente y con sentido de responsabilidad».

A lo largo de cuatro días, las fuerzas antidisturbios han disparado contra manifestantes, de un modo que recuerda el asesinato de civiles en manifestaciones en Venezuela. Los estudiantes, la población y las organizaciones de empresarios protestan contra el recorte de pensiones y la subida de impuestos ordenada por el presidente Daniel Ortega para rescatar el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social.

En su saludo a miles de fieles, el Papa se ha dirigido especialmente a los 16 nuevos sacerdotes que acababa de ordenar en la basílica de San Pedro, cuatro de los cuales le acompañaban en el balcón de su apartamento para dar juntos la bendición.

Seis de los 16 sacerdotes provienen del Seminario Redemptoris Mater, promovido por el Camino Neocatecumenal, 5 del Pontificio Seminario Romano Mayor, 4 de la Familia de los Discípulos y uno de la Obra de Don Orione. Uno de los nuevos sacerdotes diocesanos (Renato Tarantelli, de 41 años y antiguo profesor de Derecho Fiscal), descubrió su vocación de modo inesperado hace nueve años peregrinando a Compostela por el camino de Santiago.

Juan Vicente Boo/ABC. Ciudad del Vaticano