El Papa: «Recibir a Cristo en la Eucaristía nos prepara para el cielo»

Durante el rezo del ángelus, Francisco ha reflexionado sobre la Eucaristía, con la que «anticipamos el cielo sobre la tierra», y ha pedido a la comunidad internacional que muestre su «solidaridad y apoyo concreto» con Kerala ante las graves inundaciones de los últimos días

José Calderero de Aldecoa

Durante el rezo del ángelus, Francisco ha reflexionado sobre la Eucaristía, con la que «anticipamos el cielo sobre la tierra», y ha pedido a la comunidad internacional que muestre su «solidaridad y apoyo concreto» con Kerala ante las graves inundaciones de los últimos días

El Papa ha pedido este domingo durante el rezo del ángelus que la comunidad internacional muestre su solidaridad y apoyo concreto con Kerala, afectada por unas desmesuradas lluvias monzónicas.

«En los últimos días, los habitantes del Kerala, en India, fueron afectados duramente por lluvias intensísimas, inundaciones y deslizamientos de tierra, con grandes pérdidas de vidas humanas, numerosos dispersos y desplazados, e ingentes daños a los cultivos y a las casas», ha dicho Francisco asomado al balcón pontificio.

Concretamente, las incesantes lluvias monzónicas de los últimos días –las más abundantes desde 1924- han dejado, según las últimas informaciones, más de 350 muertos y cerca de 223 mil personas desplazadas.

Por ello, el Santo Padre ha pedido «que no falte a nuestros hermanos nuestra solidaridad y el apoyo concreto de la comunidad Internacional». Asimismo, el Pontífice ha resaltado el trabajo de la Iglesia en Kerala, «que está en primera línea para socorrer a la población», y ha pedido a los fieles rezar «juntos por cuantos han perdido la vida y por todas las personas que están probadas por esta gran calamidad. Recemos juntos en silencio».

La Eucaristía y el cielo

Previamente, el Papa ha reflexionado sobre la Eucaristía a partir del Evangelio de este domingo y ha asegurado que «cada vez que participamos en la Santa Misa, en un cierto sentido, anticipamos el cielo sobre la tierra, porque del alimento eucarístico, del cuerpo y la sangre de Cristo, aprendemos lo que es la vida eterna».

En este sentido, Francisco ha explicado que «la Eucaristía nos plasma para que no vivamos solo para nosotros mismos, sino para el Señor y para nuestros hermanos y hermanas. La felicidad y la eternidad de la vida dependen de nuestra capacidad de hacer fructífero el amor evangélico que recibimos en la Eucaristía».

Por eso, ha concluido Bergoglio, «es tan importante ir a Misa y recibir la comunión, porque es recibir el Cuerpo de Cristo, es recibir a este Cristo que nos transforma desde dentro y recibir este Cristo Vivo que nos prepara para el cielo».

J. C. de A.