El Papa recibe al padre de Alfie Evans: «El único dueño de la vida es Dios» y debemos «hacer todo para protegerla» - Alfa y Omega

El Papa recibe al padre de Alfie Evans: «El único dueño de la vida es Dios» y debemos «hacer todo para protegerla»

Francisco ha vuelto a apoyar la causa del bebe Alfie Evans y de Vincent Lambert durante la audiencia general de este miércoles. En ambos casos, la Justicia ha ordenado retirar las máquinas que les mantiene con vida

José Calderero de Aldecoa
Foto: REUTERS/Max Rossi

Hoy comenzamos por el final de la audiencia, porque los últimos serán los primeros y porque fue cuando el Papa Francisco se refirió al caso del francés Vincent Lambert y al del bebé británico Alfie Evans a quienes la Justicia de sus respectivos países ha ordenado retirar las máquinas que les mantiene con vida.

«Quiero confirmar y repetir que el único dueño de la vida es Dios y nuestro deber es hacer todo para protegerla. Recemos para que se respete la vida de todos los personas y especialmente de estos dos hermanos», dijo el Pontífice.

Antes de las palabras del Santo Padre, incluso de la audiencia general de este miércoles, Bergoglio se reunión en privado con Thomas Evans –padre de Alfie–, que llegó directamente desde Liverpool para entrevistarse con el Pontífice, explicarle la situación y pedirle asilo para su hijo. Thomas quiere llevar a su hijo a Italia para que pueda recibir tratamiento en el hospital Bambino Gesu, administrado por el Vaticano.

«Que cada paciente sea respetado»

Este es el segundo pronunciamiento del Papa sobre la situación de Lambert y Evans en menos de una semana. «Son situaciones delicadas, muy dolorosas y complejas», dijo Francisco ya el domingo durante el rezo del Regina Coeli.

«Oramos para que cada paciente sea respetado en su dignidad y tratado de manera adecuada a su condición, con el acuerdo de los familiares, médicos y los trabajadores de la salud con gran respeto por la vida», añadió.

El Bautismo y el don de la fe

Previamente, Bergoglio volvió a reflexionar sobre el Bautismo, tema al que ya le dedicó la audiencia de la semana pasada y en el que, dijo, se nos entrega «el don de la fe» que «no se puede comprar».

«El Bautismo despierta en nosotros la vocación a vivir como cristianos, lo que implica una respuesta personal por nuestra parte. Pero no termina ahí, a lo largo de los años, Dios sigue llamándonos por nuestro nombre, para que cada día nos parezcamos más a su hijo Jesús», explicó.

El padre de Alfie Evans saluda al Papa. Foto: Facebook Thomas Evans

Hacer bien la señal de la cruz

Antes de concluir, el Santo Padre pidió a los padres, abuelos y padrinos que enseñen a los niños a hacer bien la señal de la cruz. «¿Nuestros niños saben hacer bien el signo de la cruz?», preguntó a los fieles, para después lamentar que ha visto a muchos niños hacer el gesto mal. «No saben hacerlo. Vosotros, padres, madres, abuelos, padrinos, madrinas, debéis enseñarles a hacer bien el signo de la cruz porque es repetir lo que ha sido hecho en el Bautismo».

En este sentido, explicó que «la cruz es el distintivo que manifiesta quien somos: nuestro hablar, pensar, mirar, obrar está bajo el signo de la cruz, es decir, del amor de Jesús hasta el fin». «Cada vez que hacemos la señal de la cruz, como al despertarnos, antes de las comidas, ante un peligro o antes de dormir, expresamos nuestra pertenencia a Cristo», concluyó.