El matrimonio no es solo cosa de dos

La Delegación de Familia de Toledo lanza Family Rock, un programa para acompañar a los recién casados en sus primeros pasos de vida matrimonial

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Foto: EFE/Luis Tejido

La Delegación de Familia de Toledo lanza Family Rock, un programa para acompañar a los recién casados en sus primeros pasos de vida matrimonial

Uno de cada cinco matrimonios en España se rompe en los cinco primeros años de relación, según el Instituto Nacional de Estadística. Esta fue precisamente una de las inquietudes que emergió con más frecuencia en los debates del último Sínodo sobre la familia: muchos matrimonios jóvenes pasan por dificultades al principio de su convivencia, de ahí «la exigencia de un acompañamiento pastoral que continúe después de la celebración del sacramento».

La Delegación de Familia de Toledo ha recogido el guante y ha puesto en marcha el proyecto Family Rock (familyrock.jimdo.com). «Veíamos que la gente salía contenta de los cursos prematrimoniales, pero también que hay un vacío después, porque no existía desde la diócesis una oferta para los recién casados», afirma Miguel Garrigós, delegado de Familia. De ahí que decidieran «proponer a los novios una continuidad para después de su boda y no dejarles solos. Les pedimos el correo electrónico y les enviamos un contenido simpático y original, atrayente».

Así nació Family Rock, una fórmula pensada para empezar a construir la familia sobre la Roca, que es Jesús. El correo electrónico mensual dirigido a los esposos está asociado a un blog que va actualizando una pareja de recién casados, Álex y Sara, como parte de un equipo de matrimonios que estudia y propone los temas de cada entrada: comunicación entre los esposos, la relación con la familia de origen, espiritualidad conyugal, sexualidad, la llegada de los hijos, la economía familiar…, todos pensados según el momento que están viviendo los nuevos esposos. Todo se completa con dos o tres convivencias al año, como la que va tener lugar el 13 febrero: una ruta nocturna romántico-catequética por la ciudad de Toledo, en la que se presentará a las parejas la belleza del sacramento del matrimonio y que concluirá en una iglesia con un rato de oración.

Un primer anuncio para muchos

Álex y Sara aterrizan cada tema según su propia experiencia, contando alguna anécdota de su día a día, con un lenguaje cercano y sencillo. Intentan ayudar así a muchas parejas en el inicio de su relación, «porque todos necesitamos un empujoncito, nadie nace sabiendo», reconocen. Cada mes envían un diario escrito por los dos, en el que aportan consejos, películas, enlaces de Internet, recomendaciones y planes para hacer en pareja, «cosas que nos ayudan a nosotros mismos en nuestro propio matrimonio», afirman.

Ramón y Ana, coordinadores del equipo que está detrás del proyecto –junto a otros tres matrimonios y un psicólogo del Centro de Orientación Familiar (COF) de Toledo– explican que los temas de Family Rock no se improvisan, sino que «están muy estudiados; de hecho, tomamos como base las carencias más habituales que el COF detecta en los matrimonios que van a pedir ayuda». En general, «el matrimonio como un proyecto con futuro es una idea que cuesta, que las parejas perciben de un modo muy general y que es necesario aterrizar. Muchos van al matrimonio convencidos de casarse, pero a veces con una cierta inercia, sin una preparación adecuada».

Por este motivo, Family Rock se presenta «como un primer anuncio que llevamos a las periferias, como pide el Papa Francisco. Es un proyecto de acompañamiento pastoral de las parejas que todavía no conocen bien los fundamentos del matrimonio. Estamos junto a ellos para caminar a su lado».

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo