El Cristo Redentor rinde homenaje a las víctimas del coronavirus - Alfa y Omega

El Cristo Redentor rinde homenaje a las víctimas del coronavirus

El rincón más sagrado de Río de Janeiro volvió a iluminarse este miércoles, 1 de julio, con el corazón y el alma encogidos por el recuerdo. Con el lema Para toda la vida, se proyectaron mensajes sobre el Cristo Redentor en homenaje a las víctimas del coronavirus, que en Brasil ya ha causado más de 60.000 muertes y se acerca al millón y medio de contagios

Carlos González García
Foto: EFE / Antonio Lacerda

Ciertamente, el hombre propone y Dios dispone. Detrás de este célebre refrán, la Providencia asoma las verdades que tantas y tantas veces se escapan de las manos humanas.

Así sucedió este miércoles, el primero de julio, en Río de Janeiro (una de las ciudades más golpeadas del país, con 115.278 contagios y 10.198 víctimas) en el gran homenaje a las víctimas del COVID-19. Todo estaba previsto en el Santuario del Cristo Redentor, donde el cardenal Orani Joao Tempesta, obispo de Río de Janeiro, iba a presidir el acto religioso. Sin embargo, un torrente de lluvia y un impetuoso temporal obligaron a trasladar la celebración a la iglesia más cercana.

Tras las palabras del prelado, una proyección presentó, por medio de luces y en varios idiomas, el mensaje central del encuentro: Todos juntos para cada vida. La frase, merced a un cuidado juego de iluminación, quedó inscrita sobre la emblemática estatua que corona el cerro del Corcovado de Río de Janeiro, a 709 metros sobre el nivel del mar, y desde donde se puede apreciar una de las mejores vistas de la Bahía de Guanabara.

«En Él ponemos a quienes murieron con esta pandemia»

El mayor símbolo turístico del país fue cerrado al público a mediados de marzo. Desde entonces, ha servido para exhibir mensajes de solidaridad destinados al personal sanitario y al resto de países golpeados por el COVID-19.

Mensajes que también pudieron contemplarse durante la celebración de este miércoles. En medio del encuentro, el cardenal Tempesta leyó un mensaje del Papa Francisco, en el que alentaba a poner el dolor y la esperanza en las manos del Padre.

Asimismo, el arzobispo brasileño recordó que «nuestra arquidiócesis fue elegida para ser el lugar donde expresar nuestra solidaridad y oración por aquellos que murieron con esta pandemia». Y señaló que «precisamente en ese altar, que es Cristo Redentor, queremos ubicar a todas las personas de todo el mundo que se han ido, para que puedan ser recibidas en la casa del Padre».

Finalmente, animó al pueblo brasileño a rezar, poniendo en el punto central de la oración, y de manera especial, a las familias de las víctimas del COVID-19: «Oren por sus familiares, para que podamos continuar en busca del bien y la paz».