El Concilio Vaticano II en primera persona - Alfa y Omega

El Concilio Vaticano II en primera persona

José Francisco Serrano Oceja

El cardenal Ricardo Bláquez, presidente de la Conferencia Episcopal Española, ha facilitado el saque de esta reseña. Como dice el refrán castellano, algo tiene el agua cuando la bendicen. Y el arzobispo de Valladolid lo hizo cuando en el discurso inaugural de la última Asamblea Plenaria se refirió a este volumen en los siguientes términos: «El profesor Santiago Madrigal, en su libro Protagonistas del Vaticano II. Galería de retratos y episodios conciliares (Madrid 2016), en una lista de 100 protagonistas del Concilio solo incluye a seis españoles».

Por mas que se escriba, se hable, se diga del Concilio Vaticano II, nunca es suficiente. Una vez que han pasado las inmediatas efemérides conmemorativas de este acontecimiento del Espíritu, la tarea en el orden de la conciencia eclesial es seguir leyendo, estudiando y profundizando en lo que, según el papa Francisco, «supuso una relectura del Evangelio a la luz de la cultura contemporánea. Produjo un movimiento de renovación que viene sencillamente del mismo Evangelio». Un Concilio que es un nuevo Pentecostés, pero también es, y supone, una búsqueda colectiva de la verdad. En este sentido hay que agradecer al autor de este trabajo, el profesor de la Pontificia Universidad Comillas Santiago Madrigal, que haya recordado lo que Paolo Sarpi, uno de los cronistas del Concilio de Trento, escribiera: «Desde que tuve el gusto por las cosas humanas, me embargó gran curiosidad por conocerla enteramente; y tras haber leído con diligencia lo que encontré escrito y los documentos públicos impresos o manuscritos, me lancé a buscar en las reliquias de los escritos de los prelados y otros participantes en el Concilio las memorias que habían dejado y los votos o pareceres…».

Una de las grandes aportaciones de este volumen, que es algo más que una historia del Vaticano II, es la perspectiva de los actores sociológicos de la historia. Frente a las modas, corrientes, metodologías que han disuelto el protagonismo de las individuales, del ejercicio de la acción personal libre en la configuración de los acontecimientos, nuestro autor sabe engarzar la personalidad de un grupo destacado de artífices del Vaticano II con las corrientes y los flujos y reflujos de la historia, de la teología y de la evolución de la Iglesia. La sola enumeración de los grandes epígrafes del índice da buena cuenta de un contenido en el que se combinan datos, textos, cronología, pensamiento, teología, crónica: El Concilio de Juan y Pablo; El Concilio de los cardenales Ottaviani y Bea; ¿Defender la doctrina o proclamar la buena nueva?; El Concilio en manos de los moderadores; ¿Quién dirige y organiza la marcha de la Asamblea?; La fisonomía interna de la Asamblea; Conferencias episcopales y agrupaciones internacionales; Los teólogos del aggiornamento; Fragmentos de una reflexión conciliar; Los Papas del posconcilio; El proceso de recepción del Vaticano II. Este paisaje conciliar con figuras es fruto de una metodología: ver las personas, oír lo que hablan, mirar lo que hacen. Sin lugar a dudas, merece la pena.

Protagonistas del Vaticano II. Galería de retratos y episodios conciliares
Autor:

Santiago Madrigal Terrazas

Editorial:

BAC