El cardenal Osoro al Atlético de Madrid: «Sois un referente para los jóvenes»

El club rojiblanco ofrece en la catedral de La Almudena el título de Liga femenina y la Europa League de los del Cholo Simeone

Ricardo Benjumea
El cardenal Osoro recibe a Diego Costa a la llegada de los jugadores a la catedral. Foto: Ignacio Arregui

El club rojiblanco ofrece en la catedral de La Almudena el título de Liga femenina y la Europa League de los del Cholo Simeone

El Atlético de Madrid sí mantiene la tradición de ofrecer sus trofeos a la Virgen de la Almudena. Y esta vez por duplicado: la Liga del equipo femenino y la Europa League conseguida por los del Cholo Simeone el pasado miércoles ante el Olympique de Marsella.

Las celebraciones de este viernes en la capital incluyeron una parada ante la patrona de Madrid en la catedral, un gesto que el cardenal Carlos Osoro agradeció al club rojiblanco, porque «es un detalle importante para todos».

Amanda Sampedro y Gabi, capitanes de los equipos femenino y masculino, con el presidente Enrique Cerezo. Foto: Ignacio Arregui

El arzobispo de Madrid aludió al gran número de familias que habían salido a la calle a celebrar estos títulos, y recordó a las jugadoras y jugadores del Atlético que son «un ejemplo» en el que se miran los niños y jóvenes.

«No os podéis imaginar la importancia que vosotros tenéis como referentes para ellos», les dijo. Y les animó a utilizar esta influencia para poner sus «talentos al servicio del bien común y transformar esta sociedad».

Dicho todo lo cual, lamentó que quien les recibiera fuera él y no el Papa Francisco, «quien como sabéis es un gran aficionado al fútbol» y «os diría cosas más bonitas que yo».

En ese ambiente distendido y entre bromas, el presidente del club rojiblanco, Enrique Cerezo, agradeció la hospitalidad del Arzobispado y dijo que «hay mucho pecador en nuestro equipo, pero van a confesarse y se van a pasar un buen verano para seguir ganando títulos». «Todos son muy buenos menos dos o tres, que ya les encarrilaremos en la vida…», bromeó.

Foto de grupo ante la imagen de la Virgen de la Almudena. Foto: Ignacio Arregui

En nombre de todo el equipo, durante una breve celebración litúrgica, hizo las preces el futbolista Koke. Acto seguido, tomó la delantera Fernando Torres, quien subió al altar de la Virgen de la Almudena para ofrecer la copa a la Virgen, seguido del presidente Cerezo y de los capitanes Gabi Fernández y Amanda Sampedro, encabezando al resto del equipo.

Entre la curia diocesana presente en la celebración, se dejaron notar no pocos sacerdotes y religiosas colchoneros, que aprovecharon a la salida del acto para pedir autógrafos a los jugadores, con especial interés por Torres (el jugador abandona al final de la temporada el club). Alguno llegó a hablar con Antoine Griezmann para intentar hacerle recapacitar sobre su marcha al Fútbol Club Barcelona, donde «ganarás más dinero, pero no vas a ser tan feliz como aquí».

Otro de los presbíteros presentes en la catedral casará próximamente a uno de los jugadores del equipo, en quien asegura haber encontrado a una persona de «una gran profundidad, muy alejada de la imagen que se suele proyectarse» de los jugadores de fútbol.

Ricardo Benjumea