Egipto: «Los islamistas sólo piensan en imponer sus ideas» - Alfa y Omega

Egipto: «Los islamistas sólo piensan en imponer sus ideas»

Ayuda a la Iglesia Necesitada habla sobre la situación de los cristianos egipcios con Kamal Kembel, profesor de español en la Universidad Ain Shams de El Cairo. Como los demás coptos, asegura haber vivido con entusiasmo el levantamiento del ejército contra el gobierno de Mursi y los Hermanos Musulmanes, aunque subraya que los cristianos, ya sean ortodoxos, como él, católicos o protestantes, están pagando un mayor precio por la libertad que el resto de los egipcios, al estar en el punto de mira de los radicales. «Los coptos queremos un auténtico Estado de derecho, en el que las libertades sean las mismas tanto para musulmanes como para cristianos», afirma

Redacción

Ayuda a la Iglesia Necesitada habla sobre la situación de los cristianos egipcios con Kamal Kembel, profesor de español en la Universidad Ain Shams de El Cairo. Como los demás coptos, asegura haber vivido con entusiasmo el levantamiento del ejército contra el gobierno de Mursi y los Hermanos Musulmanes, aunque subraya que los cristianos, ya sean ortodoxos, como él, católicos o protestantes, están pagando un mayor precio por la libertad que el resto de los egipcios, al estar en el punto de mira de los radicales. «Los coptos queremos un auténtico Estado de derecho, en el que las libertades sean las mismas tanto para musulmanes como para cristianos», afirma

¿Qué es lo que ha pasado en Egipto? ¿Es un golpe de estado o una revolución?

Lo que ha pasado en Egipto no es un golpe de estado. El día 30 de junio salieron a las calles 33 millones de manifestantes para pedir que se celebrasen unas elecciones presidenciales anticipadas, pero el régimen de Mursi no hizo caso a las peticiones del pueblo y los manifestantes empezaron a pedir su destitución inmediata. Es el pueblo, en su mayoría, quien ha pedido la destitución de Mursi. Los militares no han hecho otra cosa que cumplir la voluntad del pueblo, deponer al presidente Mursi y sacar a los Hermanos Musulmanes del poder. Además los militares son parte del pueblo egipcio, tengo familiares que están dentro del ejército. Los militares son familiares, amigos y vecinos nuestros. Además, ahora los militares no están gobernando. Es el presidente interino, el Presidente de la Corte Suprema Constitucional, el que tiene el control del gobierno, esto se ha hecho según la Constitución.

Somos un pueblo que se ha levantado contra un gobierno que ha dividido el país en dos: simpatizantes y detractores de los Hermanos Musulmanes. Los islamistas también son ciudadanos egipcios, pero sólo piensan en sus intereses, solo piensan en imponer sus ideas y colocar a sus miembros en los puestos de poder de todo el país.

La semana pasada, el director de prensa de la Conferencia Episcopal católica de Egipto afirmaba: «La destitución del presidente Mursi es un día alegre para los cristianos». ¿Qué opinas de esto?

Estoy totalmente de acuerdo. Porque el gobierno de Mursi animaba a muchos radicales a atacar las iglesias y a perseguir a los cristianos en las calles. Por ejemplo, las mujeres coptas no podían salir libremente a las calles porque muchos las insultaban y las acosaban si no llevaban la cabeza cubierta. Ha habido asesinatos en mitad de la calle. Esto ha sido un problema grave para los cristianos. El gobierno islamista de los Hermanos Musulmanes estaba creando una tensión sectaria que atraía a simpatizantes radicales islámicos. Por eso, los coptos han participado activamente en la revolución del día 30 de junio y ahora los extremistas están intentando atentar contra los coptos por salir en las manifestaciones.

Hace unos días veíamos fotos de seguidores de los Hermanos Musulmanes asesinados a manos de los militares…

No han muerto a manos de los militares, no todos. Algunos miembros de las congregaciones islamistas están yendo a las manifestaciones, están animando y convocando a la gente para que ataquen al ejército. Pensaban que el presidente Mursi estaba en un edificio que pertenece al ejército, el Cuartel de la Guardia Republicana, allí estaban en la puerta acampados manifestantes y seguidores de los Hermanos Musulmanes. A las 5 de la mañana apareció un nuevo grupo de manifestantes y comenzaron a atacar a los militares que protegían este edificio. En la televisión han mostrado videos en los que aparecen los manifestantes disparando contra el ejército, e incluso aparecen manifestantes disparando contra otros manifestantes para luego acusar al ejército de haberlos asesinado. Los Hermanos Musulmanes también han mostrado fotos de niños y mujeres que supuestamente murieron en esta manifestación, pero se ha comprobado que esas fotos son del conflicto de Siria. No murió ningún niño, puesto que no se permite que haya niños en manifestaciones a las 5 de la mañana. Están manipulando la información.

¿Por qué los Hermanos Musulmanes van en contra de los coptos?

En sus códigos los Hermanos Musulmanes son muy radicales, incluso más que los salafistas. Ellos están en contra de los coptos por sus ideas extremistas y porque los cristianos estamos a favor de las libertades públicas. Quieren utilizar la religión para imponer su propio poder. Mursi incluso quiso hacerse con el favor de los coptos aprobando la construcción de una nueva iglesia que llevaba en proyecto 17 años. Pero no hemos caído en la trampa y hemos salido a las manifestaciones. Este permiso concedido a última hora ha sido una estrategia política, pero no nos hemos dejado engañar. Ahora, nos echan la culpa a los cristianos por habernos manifestado.

¿Cómo ves el futuro de Egipto?

Tenemos mucha esperanza en el futuro. Aún hay que vigilar de cerca a los salafistas y a los simpatizantes de los Hermanos Musulmanes, que siguen exigiendo la restitución de Mursi y están lanzando amenazas de muerte y violencia. Los coptos queremos un auténtico Estado de derecho, en el que las libertades sean las mismas tanto para musulmanes como para cristianos. Los coptos hemos sufrido mucho durante la época de Mubarack y durante la época de Mursi porque ha habido grandes desigualdades entre religiones en muchos aspectos. Queremos la igualdad y una apuesta por la mejora de la economía, que se está viniendo abajo.

El hecho de ser copto, ¿qué supone en cuanto a recorte de las libertades?

Por ejemplo, nosotros no podemos construir nuevas iglesias. Hay proyectos de construcción, como el que he comentado antes, que llevan parados cerca de 20 años. Relacionado con esto, no podemos llevar a cabo ningún tipo de reforma en nuestras parroquias, como por ejemplo arreglar unos servicios, porque esto requiere una serie de permisos que son muy difíciles de conseguir. Recientemente se aprobó una ley que quería defender la religión musulmana, parecida a la ley de la blasfemia de Pakistán. Un musulmán podía denunciar a un cristiano si le oía hablar mal del Islam. Sin embargo, a diario aparecen en la televisión clérigos musulmanes criticando duramente el cristianismo, hablando en contra de las mujeres e insultando cruelmente a los cristianos. El clérigo musulmán Abú Islam quemó una Biblia delante de la embajada de Estados Unidos y no ha sido encarcelado hasta el momento. Sin embargo, los coptos son detenidos a diario. Esto es una desigualdad entre cristianos y musulmanes.

¿Qué mensaje te gustaría enviar a los cristianos de España?

Lo primero pedir que recen por nosotros, porque vivimos unos tiempo difíciles. Y también quiero dejar claro que lo que está pasando en Egipto es una revolución, no un golpe militar. Que el ejército solo está cumpliendo el deseo de la inmensa mayoría del pueblo.

Alfa y Omega