Día Mundial del Maltrato en la Vejez: «Parece que la vida del mayor cuenta menos»

La Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA) denuncia «el maltrato por parte de la Administración» que han sufrido los ancianos durante el confinamiento

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Foto: Pixabay

La Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA) denuncia «el maltrato por parte de la Administración» que han sufrido los ancianos durante el confinamiento

Cada 15 de junio se celebra el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, una cita en la que la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA) reclama a la sociedad «no permanecer impasible ante el abuso y maltrato que sufren los mayores en España, una realidad oculta por vergüenza o miedo y una violación de los derechos humanos».

El geriatra Juan Manuel Martínez, presidente de CEOMA, asegura que hoy en día el 17 % de las personas mayores que viven en España sufren algún tipo de maltrato, «desde la condescendencia que mostramos hacia el mayor que no oye bien, hasta casos más graves de abuso físico, psicológico e incluso sexual».

Para Martínez, el problema está en que «la sociedad no sabe cómo es un mayor, no conoce cómo es el proceso de envejecer, tanto en su dimensión física como psicológica», lo que muchas veces, «sin mala intención», conlleva algún tipo de abuso.

El presidente de CEOMA pone como ejemplo situaciones que ha vivido en primera persona, como la de los mayores que acuden al médico por un problema de salud y quien habla es su acompañante; o cuando no se respetan simplemente los ritmos más lentos de los ancianos a la hora de gestionar la vida diaria.

Se trata entonces de un maltrato «inconsciente», que puede dar pie a casos más graves como por ejemplo los de los robos a ancianos en cajeros automáticos cuando van a cobrar su pensión. Por eso, «hay que comenzar educando a los niños para que ya desde el colegio sepan qué es un anciano y lo valoren, y para que puedan identificar las situaciones de abuso menos evidentes», dice Martínez. «Educando para paliar el maltrato más leve, evitaríamos los maltratos más serios», añade.

En este sentido, otro asunto «tremendo y horroroso» ha sido la situación que han vivido los mayores durante el confinamiento, tanto en residencias como en sus hogares. Para el presidente de CEOMA, «es increíble que más de 20.000 personas hayan muerto en residencias, y cerca de 1.000 en sus casas», además de todo el «deterioro físico y cognitivo» de los que han permanecido encerrados durante meses en sus habitaciones o en sus domicilios.

«En mi opinión han sufrido un maltrato por parte de la Administración –asegura–. Es increíble la presión que han recibido los hospitales a la hora de gestionar la asistencia médica. A las residencias se las podía haber dotado de tests para separar a quienes tuvieran la enfermedad, y de trajes de protección para el personal con el objetivo de evitar contagios». Para Martínez, «no se puede seguir en el camino por el que vamos. Lo que haya que hacer, hay que hacerlo ya», porque «parece que la vida de un mayor cuenta menos».

Toda esta situación ha hecho que los mayores estén muy presentes estas semanas en los medios de comunicación: «nunca se ha escrito tanto como nosotros», corrobora el presidente de CEOMA, «pero este interés tiene que continuar si queremos mejorar la sociedad», porque los ancianos «somos ahora mismo el 20 % de la población en España, y tenemos que estar integrados como cualquier otro grupo de edad». Y, además, porque «los niños de mañana recogerán lo que estemos sembrando hoy», y eso pasa porque «a los mayores se nos tenga en cuenta».

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo