«Detrás de cada babero hay una historia»

Alicia Gómez-Monedero
Marimar con uno de los productos que ha hecho ella

«Yo nunca pensé que iba a ser costurera porque veía una aguja y salía corriendo», cuenta Marimar trabajadora de Taller 99. Está allí desde septiembre cuando fue contratada después de hacer un curso de costura de 6 meses. «Ahora soy capaz de hacer manteles, bolsas de tela para biberonaes y chupetes y estoy aprendiendo a hacer más cosas». Taller 99 es una empresa de inserción promovida por Fundación Labora de Cáritas Madrid. Allí se confeccionan desde vestidos para bebés hasta ropa de cama que después se vende en las tiendas de Cáritas en Madrid (c/ Orense, 32) y en Las Rozas (c/ Solana Blanca 4) y a clientes propios de la empresa.

Dar las gracias 20 veces

Elaboración de jabones en la tienda de Cáritas

Taller 99 es de uno de los proyectos de Cáritas para personas en riesgo de exclusión. Marimar llegó allí después de pasar por cuatro años de depresión debido a unos abusos cometidos contra su hija. Después de pasar por un proceso de recuperación, Marimar comenzó a hacer cursos para seguir formándose además de obtener el graduado escolar. «Yo quería avanzar, tenía que seguir formándome para salir adelante pero mi miedo era que nadie me contratase porque no puedo estar mucho tiempo de pie, me tienen que operar, aún no sé cuando, pero seguramente será este año. En estas condiciones es difícil que te contraten», dice. Por eso, se sorprendió cuando la llamaron de Taller 99 para hacer una entrevista y fue contratada, «a mi jefe le he dado por lo menos 20 veces las gracias, porque el trabajo es mi medio de vida para sacar a mi hija adelante, pagar mi casa, mi luz, mis gastos, para mí es maravilloso».

Trabajo de calidad

Lo que se pretende desde Cáritas es que aquellas personas que viven en riesgo de exclusión o están pasando por una situación muy complicada, aprendan un oficio y «que aprendan a hacerlo bien, con calidad, que cuando salgan puedan entrar en cualquier empresa y ejercer perfectamente su trabajo», cuenta Fransi, responsable de las tiendas de Cáritas Madrid. Para los trabajadores es un espacio de desarrollo tanto profesional como social, «muchos de ellos tienen una vida muy solitaria y el trabajo es el momento en le que crean lazos y se relacionan», cuenta la responsable.

Regalo solidario

Tienda de Cáritas en la calle Orense, 32

Estos días está teniendo lugar la semana del regalo solidario de Cáritas Madrid en la que salen a la venta productos que no están durante el año como pueden ser los adornos y regalos para Navidad. «Ya que vamos a hacer regalos y vamos a tener que consumir, que sea un consumo responsable y solidario porque detrás de cada uno de nuestros productos, de un babero, un vestido o un portabiberones, hay una historia, la persona que lo ha hecho está aprendiendo y eso le sirve para ella y para su familia. En muchos casos son los ingresos que tienen la familia con lo cual ayudamos a que la familia salga adelante», explica Fransi.

Todo aquél que quiera acercarse a la tienda de Cáritas de la calle Orense, 32 podrá también ver en vivo y en directo, a partir de las 12 horas, como se realizan algunos de los productos puestos a la venta como pueden ser jabones o bolsos. También durante esta semana los propios trabajadores están visitando las tiendas para ver su obra terminada y puesta a la venta. «Es un subidón ver que lo que has hecho se vende», dice Marimar.

Alicia Gómez-Monedero
Video: 13TV