Columnas de fuego y El Evangelio de las pequeñas noticias

Otro sacerdote periodista, Antonio Gil Moreno, acaba de publicar dos libros. Uno editado en CórdobaLibros, titulado Columnas de fuego. Ofrece al lector una recopilación de artículos seleccionados…

Miguel Ángel Velasco

Otro sacerdote periodista, Antonio Gil Moreno, acaba de publicar dos libros. Uno editado en CórdobaLibros, titulado Columnas de fuego. Ofrece al lector una recopilación de artículos seleccionados, publicados por el autor, en el Diario Córdoba. Los periódicos se hacen viejos al terminar cada jornada. Pero, según Antonio Gil, sus latidos continúan infundiendo fuerza y sentido a nuestro caminar.

El otro libro, editado en Paulinas, lo ha titulado el autor El Evangelio de las pequeñas noticias. Evangelio significa etimológicamente Buena noticia; pero acaso podamos hablar -escribe el autor en el Pórtico- de otro Evangelio, el de las pequeñas noticias de cada día, basado no en grandes discursos doctrinales, sino en esos pequeños acontecimientos que la vida nos ofrece, en los que late el esplendor de la Verdad, en los que reluce la presencia de Dios, la silueta de Jesús a través de sencillas experiencias, de esas pequeñas historias que no salen en los periódicos ni en la televisión, pero que contienen latidos de eternidad, un inconfundible aroma de esperanza humana y cristiana: la oración de un cardenal, la ternura de una madre, la experiencia de una hija ante la muerte de su madre, las cartas de una niña a Dios, «pequeñas noticias para rumiarlas despacio y acariciarlas con ese leve estremecimiento que produce lo bueno, lo hermoso, lo justo, lo noble». Son 92 pequeñas grandes noticas y empiezan todas evangélicamente así: «En aquél tiempo…»

Miguel Ángel Velasco