Cine: El jugador de ajedrez

Juan Orellana
Foto: Tornasolfilm

Nos llega una película que se enmarca en nuestra Guerra Civil sin caer en los tópicos a los que hemos estado acostumbrado durante tantos años.

Luis Oliveros dirige un guion de Julio Castedo y nos cuenta la historia de Diego Padilla (Marc Clotet), un ajedrecista católico que en 1934 gana el campeonato de España de ajedrez. En esa época se enamora de la periodista francesa Marianne Latour (Melina Matthews), con la que se casa. Huyendo de la situación que sufre España al acabar la guerra se marchan a vivir a Francia, donde tendrán que enfrentarse a un nuevo fantasma, el nazismo.

Esta historia romántica de trasfondo político nos habla de la devastación humana que conlleva siempre la guerra, sea cual sea. Lo más mezquino del ser humano encuentra un tablero ideal para intentar ganar la partida. Pero también la nobleza de corazón es capaz de hacer un jaque mate en cualquier situación. Y de estas cosas trata una película que es un auténtico milagro de producción: con dos duros el productor, un profesor de instituto madrileño, nos ha ofrecido una película de época digna como pocas y con un esmero artístico de primera línea. También en España hay cine independiente.