Cercanía del Papa por el atentado en la catedral de Managua y el desempleo en pandemia

Tras rezar la oración dominical del ángelus, el Papa Francisco dirigió un pensamiento especial al pueblo de Nicaragua, «que sufre el atentado de la catedral de Managua, donde la tan venerada imagen de Cristo ha quedado muy dañada, casi destruida». Francisco pidió también a los líderes políticos y económicos que relancen el trabajo en este tiempo de pospandemia y recordó la celebración de la indulgencia plenaria conocida como el Perdón de Asís, que culminó este domingo

Colaborador

Tras rezar la oración dominical del ángelus, el Papa Francisco dirigió un pensamiento especial al pueblo de Nicaragua, «que sufre el atentado de la catedral de Managua, donde la tan venerada imagen de Cristo ha quedado muy dañada, casi destruida». Francisco pidió también a los líderes políticos y económicos que relancen el trabajo en este tiempo de pospandemia y recordó la celebración de la indulgencia plenaria conocida como el Perdón de Asís, que culminó este domingo

Después de rezar a la madre de Dios, el Papa Francisco dirigió unas palabras especiales de cercanía para el pueblo nicaragüense, «que sufre el atentado de la catedral de Managua, donde la tan venerada imagen de Cristo que ha acompañado y sostenido la vida del pueblo fiel a lo largo de los siglos; ha quedado muy dañada, casi destruida». «Queridos hermanos nicaragüenses, estoy cerca de ustedes y rezo por ustedes», dijo el Santo Padre.

Asimismo, el Pontífice recordó que este fin de semana ha tenido lugar el Perdón de Asís. «Se trata del regalo espiritual que san Francisco obtuvo de Dios por la intercesión de la Virgen María». Es una indulgencia plenaria que se puede recibir acercándose a los sacramentos de la Confesión y la Eucaristía, y visitando una parroquia o iglesia franciscana, recitando el credo, el padrenuestro y rezando por el Papa y sus intenciones. Francisco subrayó que dicha indulgencia también puede ser destinada a una persona fallecida. «¡Qué importante es poner el perdón de Dios en el centro, que genera el paraíso en nosotros y a nuestro alrededor!».

Líderes políticos y económicos, «relancen el trabajo»
Igualmente, el Papa saludó con afecto a todos los peregrinos presentes en la plaza de San Pedro, llegados de Roma y de tantas partes del mundo; así como a todos los que siguieron la transmisión conectados en streaming y las redes sociales, deseándoles «que durante este tiempo muchos puedan vivir unos días de descanso y contacto con la naturaleza, en los que también se pueda recargar la dimensión espiritual».

Al mismo tiempo, el Santo Padre pidió que sea efectivo «el compromiso convergente de todos los líderes políticos y económicos, para que se relance el trabajo». especialmente en este tiempo de pos-pandemia: «Sin trabajo, las familias y la sociedad no pueden seguir adelante. Recemos por esto», concluyó Francisco deseando a todos un buen domingo y pidiendo, como es habitual, que no se olviden de rezar por él.

Vatican News