Carmena, a favor de la Virgen de Valdebebas

Los vecinos de Hortaleza que impulsaron la talla de la Virgen del Abrazo en el parque de Valdebebas se reúnen con la alcaldesa de Madrid de cara al decisivo pleno del Ayuntamiento del 29 de enero que decidirá el futuro de la imagen

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo

Los vecinos de Hortaleza que impulsaron la talla de la Virgen del Abrazo en el parque de Valdebebas se reúnen con la alcaldesa de Madrid de cara al decisivo pleno del Ayuntamiento del 29 de enero que decidirá el futuro de la imagen

Logo del Ayuntamiento de Madrid

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se reunió este martes con los vecinos de la Asociación Madrileña de Amigos de la Virgen del Abrazo (AMAVA), del distrito de Hortaleza. «La alcaldesa estuvo muy receptiva y nos dijo que estaba muy contenta de que la imagen estuviera en el parque, que le parecía preciosa y que no quería que se fuera», afirma Inmaculada, una de las vecinas del barrio perteneciente a la asociación.

Asimismo, Carmena «nos dijo que le gustaba el nombre que le habíamos dado a la Virgen, y que incluso va en línea con el lema del Ayuntamiento: Madrid te abraza», señala, desvelando asimismo que «la alcaldesa accedió a nuestra petición de intermediar para resolver esta situación. Hablamos incluso de la posibilidad de introducir esa zona del parque más esculturas de madera, como en algún otro parque que hay en Europa».

Al mismo tiempo, «nos pidió que estuviéramos disponibles para hablar con los vecinos que están en contra» de la imagen, dice Inmaculada, que lamenta que «sean solo unos pocos los que están oponiéndose, con tanta intolerancia», y que «la quieran quitar a toda costa».

Hacia el pleno del día 29

Después de la declaración de Rita Maestre a favor de la imagen el pasado mes de septiembre, el concejal del PSOE Ramón Silva volvió a llevar al pleno el asunto de la Virgen de Valdebebas, pidiendo la tala de la imagen en un plazo de 40 días, y entonces la alcaldesa de la capital «salió en defensa de la escultura y pidió el diálogo entre los vecinos».

Ahora vuelve a mostrar su apoyo a instancias de los vecinos de AMAVA: «Es una persona muy amable y entrañable, gana mucho en persona. En uno de los plenos pedí a un bedel poder saludarla y de un día para otro me llamaron y nos recibió a dos vecinos del barrio y al escultor de la imagen, Jesús Arévalo», dice Inmaculada.

Será en el pleno del Ayuntamiento el próximo martes 29 de enero cuando se decida definitivamente el futuro de la Virgen del Abrazo, «aunque la alcaldesa nos ha dicho que nos apoya», afirma Inmaculada.

Hasta entonces, en AMAVA seguirán insistiendo en que «esta imagen no hace daño a nadie. En la asociación hay vecinos de todos los colores y de todos los ámbitos, con diferentes formas de pensar, como una muestra de la integración que hay en el vecindario. Estamos a favor de una diversidad enriquecedora. Y queremos que de todo esto salga una obra social en beneficio del barrio, lo queremos y nos pondremos a ello con mucha ilusión, para dar abrazos a los vecinos más vulnerables que hay entre nosotros».

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo