Carlos Ballesteros, de Comillas: «Ha crecido el interés por las inversiones con un impacto social» - Alfa y Omega

Carlos Ballesteros, de Comillas: «Ha crecido el interés por las inversiones con un impacto social»

Tras dos años de preparación, la Universidad Pontificia Comillas lanza la Cátedra de Impacto Social, que nace con el objetivo «aportar conocimiento, investigación e innovación alrededor del impacto social: cómo se gestiona, cómo se financia, cómo se mide», explica su director

José Calderero de Aldecoa
Carlos Ballesteros, director de la Cátedra de Impacto Social.

Tras dos años de preparación, la Universidad Pontificia Comillas lanza la Cátedra de Impacto Social, que nace con el objetivo «aportar conocimiento, investigación e innovación alrededor del impacto social: cómo se gestiona, cómo se financia, cómo se mide», explica su director

La Universidad Pontificia Comillas ha puesto en marcha la Cátedra de Impacto Social, que cuenta con el apoyo de Open Value Foundation, Fundación Repsol y Management Solutions y que estará dirigida por Carlos Ballesteros, profesor y también director de la Consultoría Social Empresarial ICADE.

«El impacto es sinónimo de cambio o transformación. Lo que se pretende cuando hablamos de impacto social es tratar de ver, prever o generar procesos de cambio hacia una sociedad más justa, más limpia, más igualitaria… y de todos esos temas que aparecen en la agenda 2030 y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible», explica Carlos Ballesteros a Alfa y Omega.

De esta forma, la cátedra nace con el objetivo de «aportar conocimiento, investigación e innovación alrededor del impacto social: cómo se gestiona, cómo se financia, cómo se mide», añade Ballesteros.

Además, «creará un Laboratorio de Impacto Social, un think tank de conocimiento pionero en España, que reunirá a un grupo de expertos para reflexionar sobre el futuro de la inversión de impacto» y del que también nacerá «un Libro Blanco» para sentar las bases de la materia, explican desde Comillas.

Efervescencia del sector

La cátedra es el resultado de dos años de trabajo y preparación, aunque Ballesteros reconoce que la pandemia «ha acelerado el proceso» para su puesta en marcha ante la necesidad de «dar una respuesta urgente ante determinados movimientos en el campo del impacto social» y también ante la «efervescencia que hay ahora mismo en el sector. Realmente, ha crecido el interés por las inversiones con un impacto social».

Durante la pandemia, han reaparecido «cantidad de financiadores de filantropía empresarial, o cantidad de financiadores de inversión de impacto», y también «ha crecido el número de inversores que quieren un retorno financiero de sus inversiones pero a la vez, que estás también tengan un impacto social positivo».

Herramientas de medición del impacto social

Pero para continuar con esta tendencia al alza de los inversores con responsabilidad social es importante establecer una correcta medición del impacto social. «El impacto económico es fácil medirlo con el tipo de interés, pero los empresarios también quieren conocer cuál es el impacto social de sus inversiones». Es este sentido, «es necesario poder medir adecuadamente el valor social de una determinada inversión».

Según Ballesteros, «hay muchísimos instrumentos de medición –que incluso podemos llegar a monetizar– y nosotros nacemos para aportar una visión neutral, académica y transparente de estas herramientas, entre otras muchas cosas», concluye Carlos Ballesteros.

José Calderero de Aldecoa @jcalderero