Cada vida humana es única - Alfa y Omega

Cada vida humana es única

Alfa y Omega

Al igual que hizo el año pasado al abordar el tema de la educación, el Congreso Católicos y Vida Pública de la Asociación Católica de Propagandistas y la Fundación Universitaria San Pablo CEU ha acertado al poner sobre la mesa la necesidad de cuidar la vida. En una sociedad en la que «las vidas humanas sufren violencia desde su concepción hasta su momento final», en términos del manifiesto final, es necesario que los creyentes alcemos la voz para recordar «la dimensión trascendente y única de cada vida humana».

Junto a muy diversos aliados –entre ellos, médicos y juristas– sigamos denunciando que el aborto que ahora quiere ampliar el Gobierno es «un acto cruel hacia el ser más inocente y débil a quien se quita la vida» y que la eutanasia, actualmente en tramitación, «contribuye a la cultura del descarte» y atenta contra «el principio esencial de la medicina: la protección de la vida y la salud de las personas». Al mismo tiempo, reclamemos más apoyo a las familias o un verdadero desarrollo de los paliativos. Pero sobre todo es capital que, como católicos, en nuestro día a día, mostremos el amor infinito de Dios a todos, especialmente a «los más pequeños» (Mt 25).