Atacada la catedral en República Centroafricana con 12.000 personas refugiadas

La catedral de Saint Joseph, en Bambari -República Centroafricana-, ha sido durante toda la semana el refugio de más de 12.000 personas que huían del grupo terrorista Seleka. Pero el lunes «un grupo de rebeldes…

Colaborador

La catedral de Saint Joseph, en Bambari -República Centroafricana-, ha sido durante toda la semana el refugio de más de 12.000 personas que huían del grupo terrorista Seleka. Pero el lunes «un grupo de rebeldes atacó la catedral, incendió varias casas anexas, mató a algunos de los desplazados y sembró el pánico entre los refugiados», explica a Alfa y Omega monseñor Juan José Aguirre, el obispo cordobés de Bangassou, diócesis cercana a Bambari. Para la Seleka, esta última localidad «es un nudo de caminos que no quieren perder», señala monseñor Aguirre, motivo por el cual, los terroristas se han atrincherado y han cortado las carreteras. «No ha llegado aquí ninguna ayuda humanitaria: carecemos de comida, de agua…, hasta de lonas para que la gente pueda tumbarse», denunciaba hace unos días el obispo diocesano, monseñor Mathos, a la Agencia Fides, y pedía «una intervención inmediata para evitar el desastre humanitario». Este bloqueo también afecta a localidades vecinas. En Bangassou «nos han cortado la carretera, lo que significa que llevamos meses sin carburante, ni harina, ni productos básicos. Todo porque un grupo de exaltados quiere instalarse en una zona del país y hacer una especie de república independiente», añade monseñor Aguirre.