200 participantes asistieron a la velada interreligiosa de Villanueva del Pardillo - Alfa y Omega

200 participantes asistieron a la velada interreligiosa de Villanueva del Pardillo

Intervinieron Manuel Barrios, sacerdote católico responsable de Relaciones Interconfesionales en la Conferencia Episcopal Española y en el Arzobispado de Madrid, y Marcel Israel, miembro de la Comunidad Judía de España. Ambos destacaron «la importancia de superar prejuicios y estereotipos y de tender puentes para conocer a personas con diferentes costumbres y credos»

Redacción
Participantes en la cena organizada por el Foro Abraham

Intervinieron Manuel Barrios, sacerdote católico responsable de Relaciones Interconfesionales en la Conferencia Episcopal Española y en el Arzobispado de Madrid, y Marcel Israel, miembro de la Comunidad Judía de España. Ambos destacaron «la importancia de superar prejuicios y estereotipos y de tender puentes para conocer a personas con diferentes costumbres y credos»

Como cada año durante el Ramadán, el Foro Abraham para el Diálogo Interreligioso e Intercultural ha organizado un encuentro interconfesional en una mezquita de barrio. El pasado viernes, el Centro Cultural Islámico de Villanueva del Pardillo, en Madrid, abrió sus puertas para acoger a 200 personas.

Por parte de la mezquita asistieron un centenar de fieles, mientras que el otro centenar reunió a vecinos de esta localidad madrileña de 17.000 habitantes, además de autoridades del ayuntamiento, la policía, asociaciones culturales y la Iglesia local.

Mimoun Amrioui, presidente del Centro Cultural Islámico de Fuenlabrada, explicó la importancia del ayuno durante el mes sagrado de los musulmanes, y el significado de compartir con familia, amigos y vecinos la cena de ruptura del ayuno, conocida como Iftar.

Los representantes de las iglesias islámica, católica y judía, Mimoun Amrioui, Manuel Barrios y Marcel Israel, de izquierda a derecha

Además, Amrioui explicó que la convivencia en Villanueva del Pardillo es muy buena entre los vecinos, y que la comunidad islámica está arraigada desde hace medio siglo. «El origen de esta comunidad musulmana se remonta a los años 60, cuando llegaron trabajadores de Marruecos contratados para obras de la construcción», explicó.

A continuación intervinieron Manuel Barrios, sacerdote católico responsable de Relaciones Interconfesionales en la Conferencia Episcopal Española y en el Arzobispado de Madrid, y Marcel Israel, miembro de la Comunidad Judía de España. Ambos son miembros de Foro Abraham y destacaron «la importancia de superar prejuicios y estereotipos y de tender puentes para conocer a personas con diferentes costumbres y credos».

Tras la puesta de sol, los fieles musulmanes pronunciaron la oración del Iftar y después se sirvió una cena en la terraza. En las largas mesas familiares se mezclaron anfitriones e invitados para continuar la conversación.

Alfa y Omega