Con jornadas laborales de doce horas en las que cobran dos euros por cada habitación, las camareras de piso son trabajadoras de las más vulnerables. Foto: Reuters/Andrea Comas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies